Tips para lucir una sonrisa perfecta en verano

El verano es una época de riesgo para tus dientes. Además de la visita rutinaria a tu odontólogo, deberás extremar las precauciones para mantener una óptima salud dental.
Al igual que dedicas una atención especial a tu piel y cabello para protegerlos del sol o el cloro de las piscinas, debes prestar un cuidado extra a la dentadura en esta época del año.

Tips para mantener una buena salud dental en verano

A continuación te explicamos algunas precauciones que es bueno que tomes.

Mantén una correcta higiene de tus dientes

En verano hay que extremar nuestros hábitos de higiene oral pues las altas temperaturas favorecen la proliferación de microorganismos en nuestra boca. Debes tener a mano todo lo que necesites para poder limpiar tus dientes después de cada comida, utilizando la pasta que te haya recomendado tu odontólogo. Conserva tu cepillo limpio y seco así se reducirá la cantidad de bacterias que se acumulan por efecto de la humedad.

Hidrátate bien

Las altas temperaturas también pueden afectar a los dientes y su esmalte. El agua nos ayuda a no deshidratarnos y a mantener en nuestra boca la cantidad de saliva necesaria para que dientes y encías queden preservados de enfermedades.
Los expertos en odontología recomiendan consumir abundantes líquidos, incluso aunque estemos practicando algún deporte que se desarrolle dentro del agua.

Cuida tu alimentación

Nuestra salud dental depende en gran medida de nuestra dieta. El verano es la estación ideal para aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas frescas, que nos ayudan a hidratarnos de forma natural y a protegernos contra la aparición de bacterias.
Incluye en tus menús alimentos ricos en flúor, como el pescado, que ayudan a combatir la caries.

Atención a los traumatismos en los dientes

En verano desarrollamos más actividades al aire libre, juegos y deportes, que nos pueden poner en riesgo de sufrir algún daño en nuestra dentadura. Es importante que acudas al dentista durante las primeras horas tras el traumatismo, sobre todo si hay alguna rotura total o parcial de alguna pieza, para minimizar los daños en lo posible.

Cuida tu dentadura también en la piscina

El cloro de las piscinas puede perjudicar la salud de nuestra dentadura. Este producto químico hace que se genere una cantidad menor de saliva, de modo que se reduce la protección contra las bacterias y se produce más sarro.
Por eso es importante reforzar las medidas de higiene de nuestra boca. Se recomienda el uso de pastas dentífricas y colutorios con flúor para evitar el sarro.

En caso de usar ortodoncia

Para aquellos que llevan ortodoncia ello no significa que no puedan bañarse con el aparato o con el alineador, pues ni la sal ni el cloro afectan a su integridad.
Lleva contigo los elásticos y las férulas, pues no debes dejar de lado el tratamiento durante las vacaciones, y úsalas las horas que te haya recomendado tu especialista. Debes conservar los aparatos protegidos en su caja y, sobre todo, limpios de gérmenes.

Recuerda seguir los consejos de tu odontólogo este verano y prestar atención a los cuidados de tu boca para lucir siempre tu mejor sonrisa durante las vacaciones.

Leave a comment